lunes, 4 de marzo de 2013

Buenos hábitos de los millonarios


Si quieres ser millonario, es importante desarrollar antes una mentalidad de millonario y ciertos hábitos

Para alcanzar ciertas metas financieras hay que tener disciplina y no todo el mundo está dispuesto a ello. La mayor parte de la gente piensa en gastar y disfrutar del dinero que ganan, pero los millonarios y las personas que deciden tener éxito financiero en su vida, asumen el 100% de responsabilidad de sus finanzas y de su estado financiero. Son pacientes, ahorradoras, perseverantes y tienen visión de largo plazo. 
Cómo resultado de este modo de pensar y actuar, su riqueza crece de año en año.

Y no hay que olvidar que, en muchas ocasiones, los gastos suben en la misma proporción que aumentan los ingresos. ¿Quién no conoce o ha leído sobre algún afortunado ganador de grandes premios que terminó arruinado al poco tiempo? Un buen truco para evitar aumentar los gastos más que los ingresos es tener el hábito de ahorrar el 50% de cualquier aumento de ingresos que ocurra.

Otro hábitos para conseguir la independencia financiera:

- Toma el tiempo necesario para valorar y estudiar una inversión. Mejor perder una oportunidad que perder todo lo que tienes. Si hay algo que no entiendes o ves claro, mejor deja pasar esa oportunidad de inversión y espera que aparezca otra mejor o más clara.
- No dejes nada en manos de la suerte: planifica y organiza tus finanzas
- Pide consejo a buenos asesores financieros y, en la medida que crezca tu riqueza, consigue un buen asesor legal y financiero. Te ahorrará mucho dinero.
- Negocia siempre de la forma más productiva: a la alza cuando venda y a la baja cuando compre.
- Controla y considera con cuidado tus gastos.
- Si tienes familia, no olvides protegerlos por si te ocurre algo.  Dejar escrito un testamento, contratar seguros u otras medidas de precaución nunca están de más. 
-       A pesar de estar en tiempos de crisis, intenta ahorrar un 1 o 2% más cada año, aunque tus ingresos sean los mismos. Puede parecer muy complicado, especialmente si tu sueldo es muy bajo o ya tienes deudas, pero siempre existe algún gasto superfluo que se puede eliminar o reducir (algunos ejemplos: ¿has comprobado lo que ahorrarías si cambias de proveedor de teléfono? ¿puedes ir andando o en bicicleta al trabajo en lugar de en coche? ¿puedes contratar una niñera entre varios padres del mismo colegio en lugar de pagar una persona que se encargue únicamente de tus hijos? ¿qué tal si te llevas la comida preparada al trabajo en lugar de ir al restaurante cada día?...).



Si deseas recibir otros artículos por email, PINCHA AQUÍ e introduce tu email

Si te interesa este artículo, no olvides leer también ¿En qué sector de la economía tengo más posibilidades de hacerme rico?
Si te interesa este artículo, no olvides leer también Cómo llevar un buen presupuesto familiar
Si te interesa este artículo, no olvides leer también Cómo ser un millonario frugal

No hay comentarios:

Búsqueda personalizada