sábado, 4 de agosto de 2012

¿Cómo casarse con un millonario?


Conseguir un principe azul que les retire para siempre sigue siendo el sueño de muchas chicas y de este sueño han sabido sacar provecho escuelas como el Centro de Educación Moral de Beijin, en la que el objetivo de sus estudios es "cómo atrapar a un millonario".

El objetivo es "amarrar" a un millonario o millonaria, porque teniendo en cuenta que el 40% de los millonarios en china son mujeres, entre los 2800 alumnos que tiene actualmente la escuela de "cazafortunas" se encuentran también hombres.


A pesar de su nombre, la escuela no da precisamente clases de moral, sino de la manera de ganarse el corazón de un millonario (o millonaria) y mantenerlo atrapado en sus redes. En las clases los alumnos aprenden a mejorar ciertos hábitos y tendencias con el fin de hacerlos más atractivos para los ricos. 
Las clases incluyen desde formación en cómo maquillarse y mejorar su aspecto hasta la forma de detectar un "falso millonario" y pasando por formación en PNL y teatro entre otras. La formación cuesta unos 3000 dólares (unos 2450 Euros) y ofrece además servicios opcionales de casamentera por unos 4500 dólares adicionales (3650 Euros) organizando citas entre sus alumnas y multimillonarios. 
La escuela presume de haber conseguido que 30 millonarios chinos hayan contraído matrimonio entre sus alumnas. 

Pero no es únicamente en China dónde han proliferado este tipo de escuelas, en Rusia ya existen servicios de profesionales privados y escuelas especializadas en asesorar a mujeres y entrenarlas para ser "cazadoras" de millonarios u ofrecer citas entre millonarios y las mujeres interesadas. Lo más increíble es que la mayoría de estas escuelas o profesionales tienen perfiles detallados sobre las posibles "presas", sus gustos, aficiones y preferencias. De esta forma,  las citas se planean de forma "casual" y las chicas acuden a estas reuniones con micrófonos en el oído mediante los cuales los instructores les van dando las indicaciones adecuadas sobre cómo actuar y comportarse durante su cita. 

Y a vosotros/as ¿qué os parece este tipo de servicios?: un engaño, un negocio tan legítimo cómo otro cualquiera, formalizar algo que siempre ha existido y seguirá existiendo,  un acuerdo "yo te doy y tú me das"...

Sea cómo sea, una vez más se demuestra que haya dónde haya una necesidad latente, habrá posibilidades de negocio.



Si deseas recibir otros artículos por email, PINCHA AQUÍ e introduce tu email

No hay comentarios:

Búsqueda personalizada