jueves, 21 de junio de 2012

¿Cómo hacer dinero mientras duermes?: "Be scalable my friend"



En la situación económica mundial actual, cada vez hay más personas que desean abrir su propio negocio. La idea de ser su propio jefe  y llegar a hacerse millonario puede ser muy tentadora, pero dependiendo cómo se construya el negocio desde un inicio, este puede llegar a traernos muchos beneficios y permitirnos dormir plácidamente mientras generamos dinero o bien nos puede traer largas noches de insomnio.

¿Qué definirá el éxito o fracaso de nuestro negocio?
La respuesta es complicada, y hay muchos factores que pueden influir, pero desde luego hay un factor clave y que debemos tener en cuenta a la hora de decidir emprender: ¿serás un empresario o un trabajador libre (autónomo)?

Existe una gran diferencia entre crear un negocio pensando en ser empresario o bien crearlo pensando en ser un trabajador libre o autónomo. El empresario piensa desde el inicio en crear un negocio escalable que pueda sobrevivir sin ellos, esto es, crear una marca y llegar a tener un equipo pueda llegar a trabajar el concepto, producto o servicio, y él pueda llegar a retirarse y vivir de las rentas que genera el negocio. El trabajador libre o autónomo, sin embargo,  crea una marca de si mismo. Él o ella son la marca y el negocio depende directamente de ellos. Si ellos no trabajan, no se ingresa, y por lo tanto las posibilidades de expansión son más limitadas.

El concepto de escalabilidad está muy claro: Un negocio será escalable si puede generar ingresos de forma mucho más rápida de lo que crece su estructura de costes.
Esto traducido a un emprendedor o autónomo significa que, si para generar ingresos necesitas directamente de fuerza de trabajo, tu modelo de negocio no es escalable. 

En futuros post veremos cómo estos trabajadores libres o autónomos pueden llegar también a crear ingresos mientras duermen e introducir algo de escalabilidad a sus negocios, pero podréis imaginar que el esfuerzo para generar beneficios pasivos con este tipo de forma de modelo de negocio resulta más difícil que en el caso del empresario.

Cuando apenas estaba creando mi primera empresa y con el entusiasmo de los 25 años le presente mi idea de hacerme autónoma a un importante director de marketing de unos laboratorios farmacéuticos, este me dio uno de los mejores consejos de negocios que he recibido hasta el día de hoy "si tu negocio no es escalable, el techo de tus ingresos son tus horas de vida y de sueño".

Recuerda: ¡Piensa en escalable!

Si deseas recibir otros artículos por email, PINCHA AQUÍ e introduce tu email

No hay comentarios:

Búsqueda personalizada