martes, 15 de junio de 2010

¿Por qué tan pocas mujeres han amasado grandes fortunas en el mundo?



Sólo 14 mujeres en el mundo han amasado una fortuna personal superior a mil millones de dólares, en lugar de heredarla.
Este es un pequeño grupo de tan sólo el 2% del total de los millonarios mundiales "hechos a sí mismos".
Por el contario, 665 hombres multimillonarios que amasaron sus propias fortunas aparecen en la última lista del 2010, incluidas las tres personas más ricas del mundo: Carlos Slim Helú, Bill Gates y Warren Buffett.  ¿A qué se debe que sean tan pocas?

La mujer más rica es la china Wu Yajun, cuya fortuna asciende a 3,9 mil millones de dólares y que se situa en el puesto 232 de la lista de millonarios.
Y entre las 14 mujeres, por lo menos 5 de ellas iniciaron sus negocios con sus maridos, hermanos o, a veces ambos, por ejemplo: Giuliana Benetton (72 años) hacía suéteres con su hermano Luciano, Rosalía Mera -en la foto- (66 años) ayudaba a su marido Amancio Ortega a hacer batas y ropa interior y cuando finalmente se divorciaron ella mantuvo una importante participación del imperio Inditex (conocido por sus tiendas Zara, entre otras marcas). Doris Fisher (79 años) y su difunto esposo Donald, iniciaron juntos la marca Gap en 1969.

Algunas de las mujeres que se hicieron a sí mismas incluyen a Oprah Winfrey (56 años) y JK Rowling (44 años) quienes se hicieron millonarias en el mundo del entretenimiento.

Todas las historias de estas mujeres son impresionantes, pero...¿por qué hay tan pocas?

Podemos encontrar algunas explicaciones en el hecho que, a pesar que la tasa de creación de empresas por mujeres en los Estados Unidos es casi el doble que entre los hombres, esto no sucede ni mucho menos en la mayor parte del mundo donde las mujeres aún están iniciando el camino cómo emprendedoras.  Según el Centro para la Investigación de los Negocios de Mujeres, sólo un 20% de todos los negocios de más de 1 millón de dólares de todo el mundo están en poder de mujeres.

Otro tema fundamental es la financiación. Investigaciones de la Fundación Kaufmann revelan que las empresas tecnológicas lideradas por mujeres se lanzan típicamente con niveles de capital entre el 30 y 50% por debajo de las lanzadas por hombres. Y también participan menos en Capital Riesgo (sólo un 8% en 2008).

También existen razones más ligadas a los objetivos personales. Parece que las mujeres no abren sus empresas con el objetivo de ser millonarias, sino más con la intención de hacer algo significativo y marcar la diferencia: generar puestos de trabajo, hacer lo que es importante para ellas o tener la oportunidad de cumplir sus metas de tener una familia. Aunque se ha observado que esta tendencia está cambiando entre las generaciones más jóvenes de emprendedoras y cada vez están más orientadas a la generación de beneficios.
Cada vez veo más mujeres participando en sesiones de Networking de emprendedores en todo el mundo, por poner tan sólo un ejemplo, en menos de un año desde su primera edición, las reuniones de Sun, Sand and Startups en Barcelona que reunen emprendedores internacionales, han duplicado la participación femenina.

Donde se está notando más esta tendencia es en la China, donde 7 de las 14 multimillonarias mundiales han realizado su fortuna. La floreciente economía china ha generado oportunidades que no se encuentran actualmente en otros paises y son la generación de mujeres que, por primera vez, han podido aprovecharse en igualdad de condiciones de una gran revolución industrial.

Fuente: Forbes


Si deseas recibir otros artículos por email, PINCHA AQUÍ e introduce tu email

1 comentario:

MuñEkiTa CaT dijo...

Hola!
Permiteme presentarme soy Catherine, administradora de un directorio de blogs, visité tu blog y está genial,
me encantaría poner un link de tu blog en mis sitios web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme a munekitacat@gmail.com
Exitos con tu blog.
Un beso
Catherine

Búsqueda personalizada