martes, 24 de febrero de 2009

EL PSICOQUIRÓLOGO Y EL DESEO



Cómo has podido leer ya en este blog, el primer paso para llegar a ser millonario es desearlo con toda tu alma, hasta que estés convencido de que no puede ser de otra manera. Además, si aquello que das a cambio, lo entregas con todo tu amor mientras utilizas tus dones, el proceso de llegar a tu objetivo será mucho más fácil y placentero.

Para mostrarte la importancia de utilizar tus dones, os voy a explicar una experiencia personal al respecto:

Hace un tiempo, visité a un psicoquirólogo, un hombre tranquilo y parco en palabras, que después de saludarme inició el análisis de mis manos. Utilizando lupas de varios tamaños con distintas lámparas, analizó la forma, el color, la textura, las marcas, las líneas y las huellas dactilares, para relacionar los distintos aspectos de mi vida con el proyecto de mi alma.

Me contó, que hemos venido a este mundo para realizar el proyecto de nuestra alma que es la razón por la cual existimos cada uno de nosotros. Las huellas dactilares contienen toda la información sobre el proyecto de nuestra alma, por eso permanecen invariables a lo largo de toda la vida.

Nuestras huellas dactilares aportan información sobre cuáles son nuestros dones. Los dones son aquéllas habilidades que nos proporcionan energía, nos motivan, en definitiva son la fuente de nuestra felicidad cuando los empleamos. Son dones la creatividad, la capacidad de comunicación, la capacidad de inspirar a otros, el liderazgo,….Lo importante para ser feliz no depende de lo que hacemos sino de cómo lo hacemos.

Como no hay cara sin cruz ni blanco sin negro, las huellas dactilares también nos dan información sobre la lección de vida que debemos aprender en nuestra estancia en este planeta. La lección es aquéllo que nos impide realizarnos, es decir, activar nuestros dones. No podremos realizarnos mientras no aprendamos la lección.

Para entenderlo mejor veamos un símil: imagina que eres un estudiante, las asignaturas que adoras serían tus dones mientras que las que aborreces serían tu lección. Y claro, necesitas todas las asignaturas para obtener el título, que es tu proyecto.

Nuestro camino hacia la riqueza será mucho más sencillo si conocemos y practicamos nuestras habilidades y somos conscientes de qué debemos aprender, modificar para que de ninguna forma se interponga entre nosotros y nuestro deseo. Existen infinitas lecciones y cada uno debe identificar la suya, nosotros te nombramos alguna de ellas que próximamente trataremos en el blog:
  • Exceso de control, tendencia a abandonar cuando las cosas no salen exactamente como creíamos que debían ser. Ceguera frente nuevas oportunidades.
  • Miedo al fracaso. De los errores se aprende.
  • No saber recibir, creer que no nos merecemos lo que recibimos o nos dan.
  • No valorar lo que se está dando, no estar dispuesto a promocionarse.
  • Sentir molestia ante el éxito de los demás.

Si deseas recibir otros artículos por email, PINCHA AQUÍ e introduce tu email

Síguenos desde Facebook: PINCHA AQUÍ.

No hay comentarios:

Búsqueda personalizada