lunes, 9 de febrero de 2009

EJERCICIO PARA SER MÁS CREATIVOS


Tengo una amiga a quién le gusta darse largas duchas por la mañana y para ello se levanta mucho antes, así no tiene prisa por salir de la ducha corriendo antes de irse a trabajar. Cuando un día le pregunté la razón de dicha costumbre, me contestó: "es en la ducha por las mañanas donde se le ocurren las mejores ideas para resolver temas del trabajo que el día antes no se me han ocurrido como solucionar".

Dejando a un lado la valoración de que este método no sea muy ecológico por el gasto en agua, lo cierto es que no es ni mucho menos la única persona a quién se le ocurren buenas ideas bajo la ducha.
Esto es debido a que, en las primeras horas de la mañana, recien levantados, nuestra mente consciente está más receptiva a las ideas de nuestro subconsciente, hasta el punto que, si somos rápidos y haciendo un poco de esfuerzo, podríamos incluso recordar nuestro último sueño (un truco muy utilizado por escritores, guionistas u otros creativos).

Pero, ¿cómo hacer que las ideas que generamos estén enfocadas a resolver un tema en concreto? Earl Nightingale, famoso speaker motivacional y autor de la primera grabación hablada que consiguiera un disco de oro, explicó un método de ejercitación de la creatividad mental siguiendo 3 sencillos pasos:

1.- Media hora antes de dormir, debemos plantear a nuestra mente el reto, tema, problema u oportunidad al que nos enfrentamos. Pensemos un rato al respecto y cuando nos vayamos a la cama, olvidémonos de él. Llega la hora de descansar. Ahora será nuestro subconsciente el que seguirá trabajando en ello mientras dormimos.

2.- Despertémonos un rato antes de lo habitual, de esta forma no tendremos prisa para iniciar nuestras tareas y podremos sentarnos tranquilamente a desayunar con un bloc de papel y un lápiz.

3.- Relajémonos y escribamos todo lo que se nos vaya ocurriendo. Dejemos que las ideas empiecen a fluir. Lo importante ahora no es la calidad de lo que escribamos, eso ya se verá más tarde cuando nos dediquemos a evaluar la "calidad" de esas ideas. Lo importante en este momento es recoger todo lo que nuestro subconsciente ha estado pensando y elavorando durante la noche.

Personalmente siempre dejo una libreta y un lápiz en la mesilla de noche, suele ocurrir que, de pronto me despierte en medio de la noche con una idea interesante sobre un tema que me lleva dando vueltas en la cabeza durante días. Si no anotara esos pensamientos en ese mismo momento, es probable que al día siguiente no los recordara y habría perdido una idea interesante.

Podría nombraros varios empresarios que me han confesado dormir junto a una libretita de notas para apuntar las ideas que se les ocurren nada más levantarse, en medio de la noche o durante la primera ducha matinal.

Y no olvidéis: "Todo empieza con una idea" Earl Nightingale

Si deseas recibir otros artículos por email, PINCHA AQUÍ e introduce tu email.

Síguenos desde Facebook: PINCHA AQUÍ.

No hay comentarios:

Búsqueda personalizada